Las pasarelas marcaron las tendencias y a Zara le ha faltado tiempo para asimilarlas e incorporarlas a su catálogo de swimwear 2013: los estampados dominan el panorama de los bañadores esta temporada y lo hacen de todas las formas y maneras posibles. Con una paleta cromática totalmente dispar, se apoyan en los estampados geométricos para looks mucho más sobrios y disciplinados mientras que los florales prefieren un outfit más relajado, primaveral, con inyecciones de color y tendencias distendidas.

Mas información…

 

Fuente: Trendencias hombre