Reconozcámosle el mérito a Stella McCartney de reinventarse en cada colección, de volver a revisar los clásicos como el vestido amplio, los pantalones masculinos, los monos y las gabardinas y darles un nuevo aire, más chic e informal que nunca. La próxima primavera-verano 2018 se viste a todo color y con prendas oversize que resultan así de femeninas.

Mas información…

 

Fuente: Trendencias