Valentino ha roto con su filosofía de una mujer lánguida y desvalida que flota por la pasarela. El diseñador Pierpaolo Piccioli se ha encargado de ello, haciendo fuerte su visión más comercial y juvenil de la firma tras la salida de su compañera Maria Grazia Chiuri. ¿El resultado? Prendas clave muy sofisticadas y propias de la maison se encuentran con otras muy deportivas y athleisure, conviviendo en una sinfonía muy diferente a lo que estábamos acostumbrados.

Mas información…

 

Fuente: Trendencias